Aprender a dominar el miedo para vivir mejor

El miedo es un factor que paraliza; es la puerta principal de nuestra zona de confort. Sin embargo, si deseamos evolucionar en nuestras vidas, tenemos que superar nuestros miedos. Si te sientes atrapado y dominado por el miedo, déjame decirte que puedes salir de ese estado mental y lograr todas tus metas en la vida.

Advertisements
Advertisements

El miedo es una emoción.

El miedo es una emoción; tan normal como cualquier otra. Generalmente, sientes miedo cuando tienes la necesidad de protegerte de un peligro potencial. ¡A veces, sin embargo, nuestros miedos son puramente ficticios! Un miedo normal llega cuando realmente estás en peligro. En cuanto al miedo anormal, este llega cuando te falta coraje y/o valor. En este artículo hablaremos precisamente de esta segunda forma de miedo.

Tener control sobre todo lo que sientes

Es importante saber que tu puedes tener control total sobre todo lo que sientes, además que es posible controlar las emociones. Por supuesto, para llegar allí, debes tomarte tiempo para practicar. Después de un tiempo, verás que no tendrás miedo de enfrentar nuevas aventuras que parecen aterradoras.

¿Cómo superar tus miedos?

Al superar tus miedos evitas perderte las mejores oportunidades en la vida. Aquí hay dos ejercicios que pueden ayudar:

Meditación

Lo primero que puedes hacer para vencer el miedo es meditar, busca un lugar donde estés a gusto y tranquilo. Cierra los ojos para alcanzar un estado de relajación total. Luego inhala profundamente y exhala soplando fuerte por la boca. Respira de esta forma por un minuto, luego del minuto vuelve a respirar normalmente luego enfócate en el movimiento de tu abdomen. Sentirás un estado de paz interior intenso. Mientras te encuentres en este estado de relajación, repite esta declaración durante un minuto: «Soy valiente (yo mismo) y puedo ir más allá de mis bloqueos, incluido el miedo».

El ejercicio de salas de luz.

Para este ejercicio, simplemente necesitas encontrar un lugar tranquilo. Ahora piensa en diferentes cuartos oscuros y asigna una emoción a cada uno de ellos. Mueve una lámpara imaginaria a través de las habitaciones. Cada habitación iluminada representa una emoción activa. Siente la emoción a medida que vas iluminando las habitaciones. Después de eso, elige no iluminar más la habitación del miedo y solo deja entrar la luz en las habitaciones de emociones alegres y positivas.

Cuando haces este ejercicio, debes sentir todas las emociones de una manera intensa. El significado de este ejercicio es que tú tienes el poder de elegir las emociones que quieres sentir. La practica regular, te permitirá ver los resultados.

Advertisements