Diseña el dormitorio perfecto para conciliar el sueño rápidamente

Nadie te dirá lo contrario: una buena noche de sueño condiciona necesariamente un buen día al día siguiente. Si bien la mayoría de nosotros inconscientemente encontramos el sueño con más o menos facilidad, no todos lo hacen. De hecho, mucha gente llega bajo la influencia de somníferos. Según un estudio, el 13% de los franceses usa benzodiazepinas (pastillas para dormir). Puede tomar el asunto en sus propias manos para mejorar la calidad de su sueño organizando su dormitorio.

Advertisements
Advertisements

Crea una atmósfera monoescala

Para mejorar la calidad del sueño, debes favorecer una decoración limpia. Tienes que despejar la cabeza para poder dormir más fácilmente. Esto es posible creando un vacío en nuestro espacio y liberando así el espacio del dormitorio. El dormitorio es un área reservada solo para dormir. Por tanto, es necesario eliminar todos los muebles superfluos que abarrotan, como la biblioteca, la oficina, las estanterías. Es probable que la sensación de trastorno interfiera con la conciliación del sueño.

Organizar bien la cama

Para empezar, debes elegir la habitación que será tu dormitorio. Debe ubicarse lejos de la entrada y en un rincón tranquilo, es decir, lejos de la habitación de los niños, por ejemplo. En cuanto a la cama, no debe colocarse cerca de la ventana o cerca de la puerta que son espacios estresantes. Por lo tanto, debe colocarse en un rincón de la habitación, lejos de la puerta y contra una pared. Además, evite las camas en el piso porque la energía necesita circular. Este consejo le da un espíritu de seguridad.

Promover la positividad

Debe favorecerse una atmósfera zen. Debe concentrarse en objetos de forma «positiva». Podemos citar muebles con formas horizontales y redondeadas. Por otro lado, elimina objetos que tengan energías negativas, como objetos puntiagudos o candelabros que cuelgan del techo.

Crea un ambiente favorable

Mientras dormimos, nuestro cuerpo entra en una especie de pausa: la respiración disminuye, al igual que la frecuencia cardíaca y la temperatura. Sin embargo, nuestros 5 sentidos continúan recogiendo información del mundo exterior. Por lo tanto, el objetivo es también pausar nuestro universo para que nos quedemos dormidos fácilmente.

Es bien sabido que el ruido perturba el sueño. El sueño se divide por fases y entre estas diferentes etapas se despierta la sensibilidad del cuerpo. No hace falta más que un sonido, un suspiro o una luz para estar cerca de despertar. Por lo tanto, es esencial insonorizar su habitación tanto como sea posible frente al ruido exterior. No faltan recursos: puerta aislada, ventanas de doble acristalamiento, alfombras más gruesas, acolchado de paredes.

La luz también juega un papel clave para encontrar el sueño. La luz suave es ideal y las cortinas o persianas proporcionan una oscuridad adecuada para dormir. Si se siente cómodo con la oscuridad, considere las cortinas o un forro opaco. Por ejemplo, puedes optar por un velo opaco que puedes fijar en tus propias cortinas o persianas.

Finalmente, la temperatura de la habitación tiene su papel en el sueño reparador. Si un dormitorio recalentado, con aire confinado, no es favorable, es probable que una habitación ventilada durante el día y la noche promueva una buena noche de sueño. La temperatura ideal rondaría los 18 ° C.

Advertisements